miércoles, 21 de enero de 2009

Mariposa colibrí

Foto (c) Fernando Ávila
Algún día le dedicaré una entrada completa con alguna buena foto, cuando la haga. Hoy, enlazando con la entrada de ayer, solo quiero dejar constancia que a las 7:15 de la mañana, había un ejemplar de esta mariposa en la estación de Alpedrete. Estábamos a 1ºC bajo cero y estaba aletargada, pero viva, posada en una ventana.

Estas son unas de las mariposas que con más facilidad se ven activas en invierno y eso que necesitan mucho alimento para poder volar a esa velocidad. Liban néctar de flores y en invierno no es que haya demasiadas, pero se ve que alguna encuentran.

Su nombre científico: Macroglossum stellatarum

En el dibujo, que es de mi libro "Cuaderno de campo", editado hace mucho tiempo por Cruz Roja juventud, no se aprecia uno de sus caracteres más distintivos, el final del abdomen es peludo y se parece mucho a una corta cola de pájaro.

Hay quien asegura que en Madrid ha visto colibríes y, en realidad, se trata de esta mariposa.
Edito la entrada para añadir la foto que me ha enviado Fernando Ávila, gracias Fernando.

7 comentarios:

  1. Yo vi colibríes en Cuba y creo que hay que fijarse bien poco para confundirlos con una polilla. Creo que esas mariposas no se quedan suspendidas en el aire mientras hurgan en las flores en la manera en que lo hacen los colibríes. Además, el pico de éstos es inconfundible, y lo más llamativo son sus colores, muy bonitos y chillones. Y esas mariposas no tienen colores, ¿verdad?.

    ResponderEliminar
  2. Naturalmente, las personas que se confundes es porque nunca han visto un colibrí de verdad.
    En efecto, no tienen vivos colores y mucho menos los metalizados que caracterizan a esas aves, pero sí que vuelan hacia atrás como los colibríes y el vuelo es tan rápido que no se aprecian los detalles.
    Yo he visto colibríes en varios lugares de Centro y Sudamérica, pero donde más me sorprendió fue en Canadá, hay una especie que llega hasta tan al norte.

    ResponderEliminar
  3. Hola Jesús: Acabo de visitar tu blog y recuerdo haber captado en una ocasión la imagen de esta mariposa libando el jazmín chino del patio de casa. Mira qué espiritrompa.
    Un abrazo,
    Fernado Ávila

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Fernando.
    En efecto, se puede ver la larguísima trompa de esta mariposa y que quien la confunde con un colibrí tienen sus razones.
    ¿Verdad que parece una cola de plumas?
    ¡Que difícil hacerle una foto!
    Los ojos son también bastante impresionantes.

    ResponderEliminar
  5. Para la gente que está acostumbrada a ver colibris, no existe la confusión.


    Pero estas mariposas, baten sus alas a gran velocidad, se suspenden en el aire, y su trompa puede confundirse con el pico del colibrí.


    Para los profanos, es fácil al confusión

    ResponderEliminar
  6. Hola Jesus,
    esta mañana vi una en Plaza Santo Domingo - Madrid. Al principio pensé fuese un colibri, pero luego cuando le vi las antenitas, descarté la hipotesis. Es una mariposa preciosa, fue una algo maravilloso poder verla, algo que nunca había visto antes. Tus fotos son muy bonitas y son el vivo reflejo de lo que yo vi esta mañana en el centro de Madrid.
    Un cordial saludo.
    Gabriela

    ResponderEliminar
  7. Gracias Gabriela,
    Sí, es una de las pocas mariposas que pueden verse en la capital, gracias a que cría en plantas que crecen en cualquier solar o rincón abandonado de jardines (lo que algunos llaman malas hierbas).
    Saludos naturalistas.

    ResponderEliminar