lunes, 2 de febrero de 2009

Lista comentada: MAMÍFEROS

Es escasa forzosamente la presencia de mamíferos, pero alguno se ve y otros se intuyen:

Murciélago enano, Pipistrellus pipistrellus.
Viven bajo las tejas y se les ve salir por las noches, aparte del rastro negruzco que dejan en alero en las zonas por donde entran y salen. En una ocasión apareció uno en la pared al lado de la puerta de entrada y por eso puedo confirmar la especie.

Topo europeo, Talpa europaea.
De cuando en cuando en la parcela aparecen los montones de tierra removidos por estos insectívoros. Nunca lo he visto.

Erizo, Erinaceus europaeus.No lo he visto, pero varias veces nos han dejado sus “cagarrutas” de regalo. Una vez fue justo en el escalón de la puerta de casa y otra en la terraza. Entonces aprovechó para comerse más de 30 avispas muertas que habían caído de una grieta donde habíamos fumigado porque había un nido justo en la puerta de paso. Para mi tranquilidad (y la vuestra) un químico especialista me aseguró que el insecticida no era tóxico para el insectívoro.

Musaraña, (No pongo nombre científico porque no puedo asegurar la especie).
No puedo asegurar la especie, porque no recogí los huesos, pero un ejemplar apareció muerto en un gran cajón donde tenía unas tortugas de Florida hibernando.

Ardilla común, Sciurus vulgaris.
No se ve mucho por casa, supongo que porque no tengo pinos maduros, pero las nueces y las avellanas desaparecen antes de que las vea madurar. Sí se ve en la calle y pasando por encima de la valla.

Rata, Rattus rattus.
Un par de ejemplares aparecieron muertos en el jardín. Dos más entraron dentro de casa y, lamentándolo mucho, terminaron sus días en un cepo. Tienen la coloración marrón claro y barriga blancuzca, propia de animales de campo. Eran unos animales hermosos que no me importa ver de vez en cuando... mientras no entren en casa. Una tuvo el descaro de anidar en la perrera, justo bajo la cama de la mastina, Bola, que está sobre una plataforma de madera para aislarla del suelo. No tienen nada que ver con las ratas grises (Rattus norvegicus), que habitan las cloacas y son transmisoras de enfermedades.

Ratón de campo, Apodemus sylvaticus.
Me ha pasado lo mismo que con las ratas, he visto ejemplares en el jardín y hasta tengo localizados sus nidos, pero se sienten atraídos por el interior de la casa y allí terminan sus andanzas.

Topillo, (No pongo nombre científico porque no puedo asegurar la especie).
Lo he visto pasar rápidamente por los pasillos que se ven al levantar alguna piedra y en el fondo del jardín se ve con frecuencia el suelo levantado que delata por donde han hecho el túnel.


No incluyo aquí a mis perras, ni los gatos del vecindario, ni tan siquiera a las vacas que un buen día nos invadieron el jardín cuando aún no teníamos la puerta montada. Ni a nosotros, los representantes del orden de los primates, la especie invasora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario