jueves, 4 de diciembre de 2008

Las tórtolas y el pan de pájaro

Esta nota es de verano, las fotos están hechas el 30 de julio, pero ya que estamos con los pájaros y los medios de atraerlos al jardín, sigo el tema.

En realidad es la especie Sedum acre la llamada panpajarito, una planta rupícola y que crece en suelos muy pobres que es ideal para las rocallas de cualquier jardín donde no se quiera desperdiciar agua.

Pero para mi gusto este otro Sedo (quizás S. sediforme) llamado uña de gato, es más bonito y como puede apreciarse en la siguiente foto no menos apetecible para las aves.

Durante todo el verano unas cuantas tórtolas turcas, Streptopelia decaocto, han estado viniendo a comer sedum en la gran roca que hay en el jardín. Siempre se comenta cómo las tórtolas turcas se están extendiendo mucho en su distribución, particularmente cerca de las urbanizaciones, pueblos e incluso jardines urbanos. He sido testigo en mi propia casa y alrededores donde cada vez son más frecuentes. Su canto, a la caída de la tarde, llega a ser machacona. No lo puedo evitar, es un "cúc-curruuuu-cú" que me parece que están cantando "qué se besen" en idioma tortolero, frase de lo más apropiado. Esa musiquilla vale de regla nemotécnica cuando se escuchan arrullos de colúmbidos en algún parque distinguiéndose perfectamente del arrullo de otras tórtolas y palomas.



Los sedos son plantas resistentes que crecen el cualquier sitio, casi sin tierra ni riegos. Aquí en la Sierra se ven entre las tejas de las viejas construcciones rurales y también entre las rocas graníticas. Hay muchos sitios de donde pueden tomarse unas plántulas sin hacer daño al medio. Naturalmente una plantita de aquí y otra de allá, nunca todas del mismo sitio dejándolo pelado. Las mías ya estaban en la roca pero he ido extendiéndolas por otros sitios del jardín. Si disponen de mejor suelo y algo de riego crecen realmente rápido.

2 comentarios:

  1. hola somos de los ang de san rafael,hace justamente una semana vímos a una tortola herida ,no puede volar por que una de sus alas esta muy dañada, Mamá la curo pero no hemos podido lograr que el animalito pueda sanar ese ala.Bueno tambien hace tres días vino a visitarla una tortola macho, y hoy hemos visto como la hacía el amor lo más curioso es que está haciendo el nido en la caja de zapatos de mi hija Nadya. ya os contaremos como termina está historia real, esperemos que ya que la hemos intentado salvar, tenga crías aunque ella no vuelva a volar.

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Muchas gracias por contarnos esa bonita historia, esperamos un feliz desenlace. La verdad es que el instinto de reproducción es muy fuerte y las aves de esta familia son capaces de superar cualquier obstáculo, no en vano están emparentadas con las palomas mensajeras, cuyo instinto es volver al nido.
    Ahora deberá ser el macho quien proporciones comida a la hembra para que ella pueda alimentar a las crías con su "leche de paloma".
    No estaría mal que dejases comida cerca, donde la pueda alcanzar, pero no demasiado próxima al nido, para que otras aves no se acerquen.
    No dejes de contárnoslo, por favor.
    Saludos.

    ResponderEliminar