sábado, 27 de diciembre de 2008

Cuaderno de campo: El Rabilargo (Cyanopica cyanus)

Nuevamente un día desapacible y frío, con ventisca que trae nieve helada desde de la Sierra. Apetece leer y aprovecho para repasar algunas cosas que tengo por ahí perdidas. Así me he decidido a recuperar unos artículos que tengo publicados en la revista Hojas de SALMA y empezaré por uno que escribí sobre el Rabilargo.
Es muy frecuente ver este pájaro en Mataelpino y mucha gente me ha preguntado por ellos, pues son llamativos y ruidosos. Pero en cuanto bajamos un poco la carretera ya no se les ve casi nunca. El grupo que vive en esta zona se desplaza, según he visto, al menos desde Becerril, cerca del cruce con la carretera de Alpedrete-Navecerrada por la parte norte del pueblo, siguiendo paralelos a la carretera hasta Mataelpino. Sin embargo, es difícil que se desplacen hacia el Sur. Siguen en su recorrido las zonas boscosas, tanto de robles y encinas como de pinos, pero esquivan los prados abiertos y parece ser que una vez hechos a su ruta, aunque en los jardines de las urbanizaciones Berrocal III y IV podían encontrar alimento y refugio, casi nunca vienen por aquí. Sus características:
Rabilargo (Cyanopica cyanus)


-- Cabeza negra.

-- Garganta blanca.

-- Cuerpo castaño claro.

-- Alas y cola azules.

-- 34 cm de longitud total, se parece a una urraca pero es de menor tamaño.
Es pariente de los cuervos y las urracas, la familia de los córvidos, aunque tenga bonitos colores. Se mueve en grupos de 15 o 20 por las arboledas. No vuelan todos a la vez, parece que saltan de árbol en árbol turnándose. Es raro verlo fuera de las áreas boscosas, permaneciendo a cubierto. Van dando graznidos para estar en contacto entre ellos.



Solo se encuentran en la Península Ibérica y en Asia, en dos distribuciones muy alejadas entre sí. No se sabe como llegaron aquí, quizás sean introducidos o estén aquí desde las glaciaciones.
El nido es una obra de arquitectura donde ocupan su lugar los elementos de estructura (palos y barro), aislantes (lana, musgos, hierbas,…) y la cubierta de camuflaje con líquenes y palitos pequeños. Ponen generalmente 5 ó 6 huevos. Otros miembros de la colonia pueden alimentar a los pollos, quizás sean parientes sin crías propias.


Forman colonias, pero no anidan todos en el mismo árbol, sino en las proximidades. Se defienden con fiereza de cualquier enemigo que se acerque sean gatos, garduñas o aves rapaces, aunque sean mucho más grandes que ellos, tales como milanos e incluso águilas.
A veces atacan también a los buitres leonados cuando pasan volando y a los buitres negros en su propio nido.

3 comentarios:

  1. ¡Qué coincidencia, Jesús! Hoy vi varios rabilargos al salir de La Ponderosa, ahí estaban, en la parte de campo del final de la calle de Maderuelo, todavía en la urbanización, casi al salir hacia los Berrocales.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso cuaderno de campo, el tuyo, Jesús. Felicitaciones.
    Estoy haciendo un libro sobre el rabilargo en la Provincia de Segovia y me gusto mucho tu dibujo sobre los rabilargos hostigando al gato. A ver si me dejas copiarlo para ponerlo en el libro.
    De toda manera, me gustaría contactar contigo para hablar más de rabilargos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Genoveva, aunque te advierto que no soy un experto en esta especie, solo un observador casual.

    No hay inconveniente en que utilices el dibuijo, siempre que me cites como autor y también la dirección de este blog. Y, por supuesto, que me hagas llegar algún ejemplar del libro.

    Te podría enviar el dibijo escaneado a mejor resolución, si lo prefieres. Puedes contactar conmigo en la dirección jesusdorda(arroba)yahoo.es

    ResponderEliminar