domingo, 14 de diciembre de 2008

Fin de semana blanco

No recuerdo ningún día de nieves tan tempranas en los diez años que llevo viviendo aquí.


Normalmente estas nevadas de más de 20 cm de espesor se presentan a finales de diciembre o principios de enero, pero este año se han adelantado.


A la tamizada luz de la tarde del sábado los árboles y las casas parecen dibujos hechos a plumilla.
Los arbustos y árboles de hoja perenne del jardín se curvan al cargarse de nieve. En el madroño destacan con su color los frutos anaranjados que ya están comiéndose los pájaros.



Bola, mi perra mastina, se pasea cansina lo mínimo imprescindible para hacer sus necesidades y saludarnos cuando salimos al jardín. No así Pizca, la teckel, que salta y se desliza empapándose y llenándose de nieve los pelos del vientre. Luego hay que quitarlselo con el cepillo de alambres y el secador de pelo para que no se enfríe y nos empape la casa.

video

Y este es el resultado después de un rato de diversión:

4 comentarios:

  1. Vaya, hoy te has levantado nostálgico. Pues nada, dale a la pluma y no te comas letras, que eso de "frutos enajenados" o algo así ha sonado raro.
    Este es el único motivo por el que me das envidia viviendo allí. Aquí han caído cuatro copos remolones que no eran capaces de colocarse uno al lado de otro para cubrir algo. Una pena.

    Un abrazote.
    Andrés.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Andrés
    Los frutos del madroño me los "enajenan" los pájaros, pero me alegro por ello ya que este año tengo suficiente licor de madroño y los que hay en el arbusto son para ellos.
    Naturalmente quería decir anaranjados aunque salió un raro palabro.
    Después de palear nieve durante tres horas y ver como empieza a nevar otra vez, se te olvida lo bonito que es.
    Lo malo es la carretera porque aquí no hay máquinas que valgan.

    ResponderEliminar
  3. Ya... ¿Y eso de tener escusa para no ir al trabajo, qué?

    ResponderEliminar
  4. Jesús, he recibido tu blog en mi cuenta de yahoo, asumo que porque me di de alta en algo relacionado con El Boalo y Matalpino, vivo a mitad de camino (acabo de mudarme). Es bueno encontrar a gente con cosas interesantes de contar y que les gusta la naturaleza. Tengo también una bitácora y os invito "a esa mi casa". Saludos y gracias.

    Aurora (Máster en Nubes)

    ResponderEliminar