domingo, 22 de marzo de 2009

Bienvenida primavera

El viernes a las 12:45 entró la primavera astronómica y justificó los días de tiempo cálido que estamos teniendo.Esta semana ya brotaron definitivamente los prunus de hoja rojiza y muchos árboles han empezado a echar sus hojas, el avellano, los almendros. Y los olmos, que florecieron en plena nevada, ya están soltando semillas. En el jardín el árbol del amor o de Judas (Cercis siliquastrum) también se prepara para la explosión de pequeñas flores que le salen hasta del mismo tronco, delicia para todo tipo de insectos polinizadores. Y los abedules desarrollaron sus amentos, largos y colgantes. El jueves, aprovechando la tarde festiva, nos pudimos dar un paseo por las orillas del embalse de Manzanares. Esperábamos contemplar la llegada de las miles de gaviotas que vienen a pasar la noche procedentes de los más variados vertederos. Como suele ocurrir cuando uno va cargado con el equipo fotográfico, decidieron posarse cerca de la orilla contraria.
Aún así, no tiene demasiada importancia, pues disfrutamos de otros espectáculos del atardecer, pudiésemos o no fotografiarlos. Las numerosas cigüeñas, quizás demasiadas, ya les dedicaré una entrada. Los inicios de cortejo de una pareja de somormujos lavancos (Podiceps cristatus), las fochas (Fulica atra), que también están emparejadas y buceando juntas, una parejita de chorlitejos chicos (Charadrius dubius), que como tienen por costumbre nos iban adelantando en el recorrido por la orilla.Las golondrinas (Hirundo rustica), recién llegadas, estaban atareadas tomando agua para el barrillo con que hacen sus nidos, además de cazando los mosquitos que volaban sobre el agua. Y los tímidos bisbitas comunes (Anthus pratensis) apenas se dejan ver entre lo más entramado de las ramas de sauces y fresnos de la orilla. Por cierto, los fresnos son de los pocos árboles que quedan por brotar.Se nota que el invierno ha sido generoso en lluvias y nieves y el nivel del agua está al máximo posible. En las orillas, casi al borde del agua, está florido el espino albar (Crataegus monogyna), ...... y los sauces (Salix sp.) muestran sus amentos erectos, caso especial entre sus parientes, pues las flores son polinizadas por insectos y no por el viento, como en otros géneros.
En casa terminé de hacer y colocar los nidales. Pero hoy no toca hablar de ellos, solo una fotito del exceso urbanístico...
... estos y alguno más en los árboles y enredaderas. Algunos ya están siendo visitados.

4 comentarios:

  1. Como espera uno la llegada de este tiempo para disfrutar del bullicio de los visitantes africanos. En mi pueblo rocoso, los aviones roqueros, los comunes y los escandalosos vencejos reales, llenan el cielo con sus siluetas veloces y me alegran el día a día, cuando voy por allí.

    A ver esos nidos vacantes como se sortean.

    ResponderEliminar
  2. Hola Chelo.
    Sí, se ocuparon todos los nidales excepto los que hice para aviones y golondrinas, que los quité definitivamente. Aunque en sucesivos años los he cambiado de lugar, han seguido siendo ocupados por gorriones principalmente, aunque el más grande lo han usado los estorninos, que era la intención.

    ResponderEliminar