martes, 29 de noviembre de 2016

Hormigas: depredadoras y altruistas.


Este verano he estado haciendo un seguimiento a un rincón, junto a un camino forestal de la Sierra de Guadarrama, que estaba plagado de trampas de larvas de hormiga león. Las hormigas león (Myrmeleon sp.) son neurópteros, con adultos alados algo parecidos a libélulas, pero sus larvas son carnívoras que cazan en el suelo. Ellas aprovechaban las zonas de arena suelta para poder excavar los conos trampa donde las hormigas caen y son devoradas.

Pero esa historia la contaré en otro momento. Hoy me voy a centrar en el comportamiento de las hormigas.
Las hormigas del género Formica, y también Camponotus, pueden ser feroces depredadoras de otros insectos e invertebrados. Son carnívoras y no en vano se han utilizado en tratamientos forestales instalando hormigueros para luchar, fundamentalmente, contra la procesionaria del pino.

Tengo alguna foto y un par de vídeos que muestran la acción depredadora de las Formica, que no se conforman, como otras especies, con carroñear animales muertos, sino que son activas cazadoras.


Volviendo al rincón de la Sierra, junto al campo minado de trampas de hormiga león hay un hormiguero de Formica  y también, en el centro mismo, un nido de araña con su tela alrededor, situada en la protección de una raíz. Es impresionante la cantidad de hormigas que pueden morir cada día en ese pequeño espacio. Además, es muy frecuente ver a las hormigas rescatando los cadáveres de sus compañeras del fondo de esos nidos. Es curioso ver como unas veces las hormigas caen en las trampas, sobre todo si son atacadas por las larvas de hormiga león, mientras que otras entran y salen, casi impunemente, incluso arrastrando a una de sus compañeras muertas. 

Pero lo que más me llamó la atención fue ver como una de las hormigas se quedaba atrapada en la tela de araña mientras que otra andaba sobre ella y acudía a rescatarla. Sin duda, quedan muchas incógnitas por resolver y solo puedo pensar que la eficacia para librarse de las trampas depende, entre otras cosas, del estado de salud de la hormiga, limpieza de sus patas o quién sabe qué otra circunstancia. En el vídeo que pongo a continuación la hormiga "atrapada" no parece encontrarse muy bien, porque casi se vuelve a meter en la trampa de nuevo después de ser rescatada.

Me sorprende ver este comportamiento altruista, aunque pensando en un hormiguero como colonia, casi un superorganismo, ya que todas las obreras son una suerte de clones estériles hijas de la misma reina, realmente lo que está ocurriendo es que una parte de ese superorganismo está salvando a otra. La individualidad en el mundo de las hormigas, salvo en el caso de la reina, importa poco, aunque en ese caso... ¿por que salvar a la otra y que en lugar de uno se puedan perderse dos individuos? Otra posibilidad es que la hormiga rescatadora intente acarrear a la atrapada de la misma manera que se suelen llevar los cadáveres de su propia especie, sin más interpretaciones antropomórficas.


6 comentarios:

  1. Gracias Jesús, otra cosa en la que deberé fijarme en mis salidas al campo, al final no andaré mas de 100 metros.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Ja ja Luis, No sólo nos quedamos parados en un espacio mínimo, sino que además volvemos al mismo sitio una y otra vez.
    Graciasa ti. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Si pudiera retirar lo escrito... :(
    En otras palabras, sí, es un rescate. ¡Qué mundo el de las hormigas!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya está hecho. No hay problema. Esperaba verlo atendiendo a lo que me decías, pero no había tenido tiempo. Saludos.

      Eliminar
  4. Formigas são observações constantes que fazia quando criança... impressionante é o tanto de ações que podemos observar nm pequeno espaço e por vários e vários dias...
    Preciosa reportagem, Jesús...

    (espero poder visitar o museu numa próxima vez que for à Espanha e quem sabe também conhecer você pessoalmente, verdade?)

    Um beijo e feliz festas para você e os seus.

    ResponderEliminar