lunes, 26 de octubre de 2009

HOMENAJE AL PROFESOR JOSÉ ANTONIO VALVERDE (2)

Valverde fundador y defensor de Doñana.

La tercera vitrina de la miniexposición contiene un diorama realizado por José Mª Benedito a principios del siglo XX con un grupo de porrones pardos, uno de ellos sobre un nido. La foto de fondo muestra a Valverde y a Félix Rodríguez de la Fuente a caballo por las dunas de Doñana. Otra foto más, apenas visible en esta imagen porque lo tapan los patos, es la de Valverde el día que recibió la medalla de oro del WWF en 1971.
Gracias a Valverde hoy podemos decir "Bievenidos a Doñana"


Al conocer Doñana, y especialmente sus ahora famosas las colonias de garzas, Valverde organizó campañas de anillamiento atrayendo la atención de naturalistas y científicos para crear el primer esquema privado de conservación de la naturaleza. Promovió la movilización internacional para la adquisición de una primera finca en Doñana, defendiéndola de los proyectos de transformación en cultivos de eucaliptos y desecación de las marismas. Era un momento particularmente complicado para conservación de la naturaleza en España, no olvidemos que estábamos en tiempos de la dictadura y la mayor parte de la fauna hoy protegida se consideraba alimañas. La respuesta interna e internacional permitió crear la Reserva Biológica en 1964 y en 1968 la declaración del Parque Nacional. En esos momentos tuvo la imprescindible ayuda de Luc Hoffmann, a través del que fluyó gran parte de la ayuda económica, cuando no la aportó él mismo.
Íntimamente relacionado con este proceso y fruto de la intensa labor diplomática que Valverde tuvo que realizar, surgió la creación del Fondo Mundial para la Conservación de la Naturaleza (WWF) y su sección española ADENA, de la que el príncipe de Asturias, hoy Rey D. Juan Carlos de Borbón, fue su primer presidente.


Mucho de lo Félix Rodríguez de la Fuente nos transmitió en su magna obra divulgativa, lo aprendió de la mano de José Antonio Valverde, Tono para sus amigos. Gran parte de los esquemas que utilizó en los libros de “Fauna” y “Fauna Ibérica”, así como en sus primeros programas de televisión, estaban inspirados en los trabajos de Valverde. Para esas obras Felisón, pues así le llamaba Valverde, utilizó como colaboradores a algunos de los mejores investigadores que se estaban formando con él en Doñana en aquellos tiempos, como Miguel Delibes, Javier Castroviejo y Cosme Morillo entre otros.



Las fotos de Doñana que acompañan este artículo las tomé a primeros de diciembre del 2007 en un inolvidable "puente". La niebla del amanecer y ese pequeño mochuelo, nos dieron una especial bienvenida al Parque.

Tenía intención de terminar el homenaje con esta entrada, pero creo que lo que queda por contar, especialmente la explicación de la autoría de Valverde en la hipótesis granívora del origen de la humanidad, merece una entrada más. Así que en otro par de días os espero de nuevo. Como dice el cartel de la foto. Gracias por su visita.
¡Gracias Tono!

7 comentarios:

  1. No se me ocurre mejor legado para un naturalista que dejar a los que le siguen un buen trozo (en cantidad y calidad) de la Naturaleza que ama. Valverde sí que lo hizo.

    Gracias por contárnoslo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Jesús, por descubrirme la labor de esta persona admirable, de quien apenas tenía referencias más allá de su famosa lagartija. Para que veas, tan impactado me dejan estas dos entradas que hasta me he pedido por correo "Estructura de una comunidad de vertebrados terrestres", que es increíble que siga reeditándose tras tanto tiempo. Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti Javier, que siempre estás atento a las novedades de este otro rincón, que también es tuyo.
    Naturalista, realmente merece la pena. Ahora nos hemos acostumbrado a leer y manejar términos y formas de ver la naturaleza que Valverde nos muestra en su tesis doctoral. Pero realmente creo, y así lo sienten muchos otros, que hay un antes y un después de ese trabajo y, personalmente, de haberlo leído.

    ResponderEliminar
  4. Desde luego es llamativo que, siendo publicado en aquella España, fuera luego libro de referencia y siga aún reeditándose. ¡Por algo será, digo yo! Ojalá y sea, como dices, un antes y un después, también para mi. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Nada que añadir a la emotiva y detallada dedicatoria que, has tenido a bien recordarnos de otro grande más de la naturaleza española: J. Antonio Valverde.
    Espero con atención, la próxima entrada sobre la hipótesis granívora del origen de la humanidad, del profesor Valverde. Hasta entonces.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Lo ya dicho por los otros comentaristas, el personaje y la persona de Valverde es de gran interés, debería ser más conocido, creo, por los legos entre los que me incluyo. También quedo a la espera de lo del orígen granívoro. Gracias por compartir esto con la blogosfera, Dorda, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  7. Yo también me quedo con curiosidad esperando la hipótesis del origen granívoro de las especies. Muy interesante, tendría que haber más figuras como la suya.

    Saludos.

    ResponderEliminar