martes, 17 de mayo de 2016

LA CADENA DE LA VIDA (3)

Dejamos en la última entrada a toda una legión de hormigas sobre los brotes de cardo. Hoy empiezo con otro cardo, en esta ocasión un cardo borriquero, Onopordum acanthium, que salió espontáneamente en el jardín y dejé crecer precisamente para poder observar su fauna asociada, que sabía que podía ser interesante y variada.
A este cardo no tardaron en llegar los pulgones y tras ellos, las hormigas pastoras.

El pastoreo es una actividad que realizan varias especies de hormigas y sobre muy diversas especies de áfidos, que es la familia a la que pertenecen los pulgones. Aunque, como he podido comprobar en mi propio jardín, no todas las especies de pulgones son útiles para ese propósito, de la misma manera que no todas las razas de rumiantes domésticos son válidos para el ordeño.
Hormigas pastoreando pulgones, Brachicaudus cardui. El ejemplar de la derecha está en el momento de recoger una gota de jugo azucarado excretado por el pulgón.
Los pulgones clavan su pico en los tejidos de las plantas (tallos, hojas, flores o frutos) para sorber la sabia que por ellos circula, pero ese alimento es muy poco nutritivo porque está muy disuelto en agua para poder circular por la planta. Por esa razón, los pulgones necesitan sorber mucha cantidad de sabia, casi continuamente. Si los pulgones no excretasen el exceso de líquido reventarían. Por eso, si nos fijamos muy de cerca en los grupos de pulgones que cubren las plantas veremos minúsculas gotitas sobre ellos. Esas gotitas no son simple agua, sino que también tienen jugos azucarados de la planta, que es lo que van buscando las hormigas. Por cierto, a veces, cuando aparcamos el coche debajo de los árboles, lo recogemos cubierto de una sustancia pringosa, son las gotas que excretan los pulgones (y también algún otro insecto). Igual puede ocurrir en las sillas de jardín que se dejan bajo algunos árboles o parterres de hiedra con pulgones.
Momento del "parto" de un pulgón.
Además, los pulgones necesitan alimentarse abundantemente, porque crecen muy deprisa y cuando llegan a adultos, más bien adultas, porque la mayoría son generaciones solo de hembras, empiezan a generar nuevos pulgones, que “paren” ya convertidos en una miniatura de sus madres.
En la foto, pastoreado por hormigas Camponotus, la especie de pulgón Brachycaudus (Prunaphis) cardui. Las madres son de color oscuro, los verdes son fases juveniles.
Hay pulgones que pueden atacar a diversas especies de plantas, pero la mayoría de ellos son muy específicos y solo pueden vivir en su planta nutricia. Las plantas nutricias, en un ecosistema natural, no se encuentran todas tan juntas como en un cultivo y por eso, como ocurre con los parásitos, necesitan tener muchos hijos, porque la mayoría de ellos morirá sin encontrar un lugar donde alimentarse.
El hecho de que existan “malas hierbas” en el entorno de los cultivos, con sus correspondientes pulgones específicos, favorece la existencia de parásitos y depredadores de pulgones, que serán aliados naturales del agricultor en su lucha contra los que sí atacan a las plantas cultivadas.
Las tijeretas son voraces depredadoras de pulgones, aunque también, cuando no tienen ese recurso y son muy abundantes, pueden dañar a las plantas cultivadas.
Son muchos los parásitos y depredadores de los pulgones, como corresponde a todo ser que en la naturaleza se reproduce exponencialmente, resultando un abundante recurso alimenticio a disposición de otras especies, que no van a dejar de aprovechar la oportunidad.
Así es como han evolucionado tanto parásitos, especialmente pequeñas avispas, como depredadores que, a la escala del tamaño de un pulgón, son verdaderamente criaturas feroces. Sé que suena extraño llamar feroz a una mariquita de siete puntos o a sus larvas, pero su forma de dar caza y comerse a los indefensos pulgones que están fijados a la planta con sus picos hundidos en los tejidos vegetales, tiene muy poco de misericordioso. 
Dos momentos del ataque de las hormigas a una mariquita, Coccinella septempunctata, que amenaza a sus pulgones.

Las hormigas defienden como pueden a los pulgones que pastorean, pero tienen muy poco que hacer con las avispillas que llegan volando y ponen sus huevos bajo los pasivos pulgones. Las siguientes fotos no están hechas en el cardo, sino en una planta de colza, también del jardín, cuya evolución pude seguir con todo lujo de detalles y ya fue protagonista de otra entrada del blog.
Avispa parásita, Diaeretiella rapae, poniendo su huevo en el interior de un pulgón para comérselo desde dentro mientras en pulgón sigue alimentándose de la planta.
Sus larvas se los comerán desde dentro y del pulgón apenas quedará una cáscara vacía a la que los científicos llaman “momia”. A su vez en una ramificación de esta cadena de la vida, que en realidad más que cadena es una red de eslabones, como una cota de malla, hay otras avispas que ponen sus huevos en los pulgones ya parasitados y, una dentro de otra como una muñeca rusa, parasitan a las larvas de la avispa parásita.
Avispa Braconidae, poniendo su huevo sobre el pulgón convertido en momia por la avispa anterior, para parasitar a su vez a la larva parásita que hay en su interior.
Y por esta vez aquí lo dejamos, en una futura cuarta y última entrada continuaré esta cadena ramificada, que he podido seguir si apenas salir del jardín.

18 comentarios:

  1. ?¿ no termino de entender la foto última.
    La avispa Braconidae parasita al parásito del pulgon? un meta-parásito?

    ResponderEliminar
  2. También son un foco para los hongos tipo negrilla no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy experto en esos temas de plagas, pero creo que sí, que la acumulación de sustancias azucaradas en las plantas pueden ser vías de entrada de ataques de hongos. Gracias por recordarlo.

      Eliminar
  3. Yo ya vi esa escena de avispa parasitando pulgones en mi patio de Sevilla cuando vivía alli. Ahora en Suecia, casualmente estos días he tenido bastantes ejemplares de ese tipo de avispillas de visita por casa.

    Interesantes entradas, estaremos atentos a las siguientes.

    PD: el otro díaa te vi por aqui:
    https://jardin-mundani.blogspot.se/2016/05/miraflores-de-la-sierra-un-remanso-de.html?showComment=1463581247720#c4309329541445313612

    Saludos Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Goyo. Aquí aún no se han dejado ver, la primavera este año viene despacio y ni siquiera hay pulgones en la "malas hierbas" del jardín, que sí que están creciendo con fuerza.
      Respecto al blog del amigo Bibiloni, fueron unas jornadas muy interesantes y siempre es muy agradable conocer personalmente a quien aprecio a través de la red. A ver si algún día se da el caso contigo.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Estou acompanhando a série e me deliciando com sua experiência e sabedoria a respeito destas espécies tão poucos percebidas, mas tão interessantes e que interagem ativamente bem perto dos nossos olhos.
    Um beijo desde este lado do oceano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Teca, es un placer ser tan bien recibido por los amigos después de este periodo de inactividad. Espero que esta primavera pueda ser más activo.
      Besos.

      Eliminar
  5. Hola Jesús, encantado de poder leerte de nuevo, soy admirador tuyo en la sombra.
    Un abrazo, nos vemos!
    juan carlos

    ResponderEliminar
  6. Me alegra mucho saber de ti. A ver si es verdad que nos vemos. Sal de la sombra hombre, que a las lagartijas les viene bien el sol. ;-)

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra mucho saber de ti. A ver si es verdad que nos vemos. Sal de la sombra hombre, que a las lagartijas les viene bien el sol. ;-)

    ResponderEliminar
  9. Un placer leer esta entrada.
    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
  10. Maravillosa lectura, siempre. Muchas gracias, Jesús, por saberlo averiguar y divulgar tan bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, en breve publicaré la cuarta y última entrega de esta serie, pero no te apures, seguiré con mi jardín de los destinos cruzados. Este año han crecido muchas plantas silvestres en el jardín y espero no perder las oportunidades que me ofrezcan. Abrazos.

      Eliminar
  11. Es impresionante como la naturaleza se va abriendo paso tras de sí, me ha gustado leer cosas así porque siempre son útiles y divertidas conocerlas, gracias Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti por comentar. Me alegro de que te guste.

      Eliminar
    2. Muchas gracias a ti por comentar. Me alegro de que te guste.

      Eliminar