domingo, 13 de junio de 2010

Las víboras hocicudas y yo en Telemadrid

Como os anuncié hace unas semanas, el domingo 23 de mayo se emitió un programa de la serie "Instinto Animal", en Telemadrid en el que participé hablando de las víboras madrileñas. El programa trataba sobre animales venenosos en general y llevaba por título "Dáme veneno".

El programa completo tiene una media hora de duración y mi participación unos diez minutos. El resto del programa trata de serpientes exóticas, escorpiones y arañas principalmente, más bien dentro del campo de la terrariofilia, que no es tema de este blog. Dado que Telemadrid no tiene una videoteca consultable on line para poderos remitir a ella, que creo que sería lo adecuado y legal, me limito a poneros mi colaboración.
video

Para lo que es ese programa, con continuos movimientos y cambios de plano, que me dejaran permanecer tanto tiempo hablando de lo mismo es muy de agradecer. La verdad es que me lo pasé bien con los técnicos (cámara y sonido) y con la presentadora, Carolina Rueda, a pesar de que el tiempo no acompañó y, como era de esperar, no vimos ninguna víbora.

El 30 de abril, que fue el día de la grabación, amaneció nevando en la parte alta de la Sierra de Guadarrama y tuvimos que optar por refugiarnos en algún valle de la vertiente sur donde sabía que se habían visto víboras. Fue imposible, un viento muy fuerte, lluvia intermitente e incluso granizo no es lo más adecuado para que las serpientes salgan a pasear. Y eso que la época es la propicia para haber visto peleas entre machos, cortejos y cópulas. Salir a ver serpientes es una utopía, pero ir a ver víboras y grabarlas en solo tres horas es de ilusos.
Me grabaron contando muchas cosas que no han sido emitidas. Entiendo que para el público general no tienen tanta importancia y se ha seleccionado lo más representativo. Además, me habría comido el programa entero, que tampoco es plan. Por eso hago esta entrada, fundamentalmente para completar las cosas que allí no aparecen.
En la Península ibérica hay tres especies de víboras:
- Vipera seoanei que se distribuye por la cordillera cantábrica, que fue muchos años confundida con la especie del resto de Europa, Vipera berus. Es la más grande, pero quizás la menos venenosa.
- Vipera aspis, de distribución pirenaica, la más agresiva y pequeña, y
- Vipera latasti, la víbora hocicuda, la que tenemos Madrid y por eso la protagonista del programa, que se distribuye por todo el resto de la Península.

En realidad, decir que se distribuye por toda la península es una ilusión, pues sus poblaciones son escasísimas, aisladas y en muchos lugares en peligro de extinción. Por cierto, ese mapa procede del Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España que la Asociación Herpetológica Española hizo para el Ministerio de Medio Ambiente y se publicó en el 2002.
Centrándonos en Madrid, el mapa que muestro más abajo procede de un atlas del que fui autor en el año 1988. Dudo mucho que sea representativo de las poblaciones actuales. Las víboras hocicudas se van quedado el poblaciones aisladas en las montañas (Peñalara, Cuerda Larga, Siete Picos, Peguerinos), quizás baje por el límite con la provincia de Ávila y en la Sierra Norte, junto a Guadalajara, donde posiblemente estén las poblaciones más estables.

Uno de los temas que para mí son más interesantes de la biología de las víboras, y que no aparece en el programa, es su ovoviviparismo. Esto quiere decir que los huevos se incuban en el interior de la hembra. Las especies ovovivíparas suelen tener menos crías que las que ponen huevos, la eclosión está más asegurada, pero la madre dedica más esfuerzo a su cuidado. La hembras cargadas de huevos son más torpes y tienen que pasar más tiempo tomando el sol. Eso, como comento en el vídeo, las lleva a permanecer en carreteras y caminos despejados más de lo recomendable para su seguridad.
El ovoviviparismo ha permitido que algunas especies ocupen distribuciones geográficas más frías que el resto de los reptiles, tanto en latitud como en altitud. En España tenemos el caso de las víboras, además de la lagartija vivípara, Zootoca (=Lacerta) vivipara, y del lución, Anguis fragilis. Igualmente esas especies, aunque cambiando nuestra víbora por V. berus, son las que en Europa suben más al Norte, incluso hasta el Círculo Polar. Y lo mismo ocurre con las salamandras, pero eso será tema de otra entrada.

¿Cómo es posible esto? Pues casi con seguridad porque al ser la madre la que traslada los huevos en su interior, los pone a salvo de posibles heladas e inundaciones y con su búsqueda activa de los lugares soleados, hace posible que se incuben en un tiempo prudencial. Quizás esa adaptación al medio frío sea una de las causas de su futura extinción, debido al cambio climático, como hace unas semanas se nos dijo en un estudio científico realizado con lagartos de todo el mundo.
No voy a repetir más cosas de las que se dicen en el vídeo, pero para diferenciar a las víboras de las culebras, dejo un dibujo que hice para otro de mis trabajos, el libro "Los Anfibios y Reptiles de
Madrid(1989).A la izquierda se ve a la culebra viperina, Natrix maura, distinguiéndose las grandes escamas de la cabeza, y a la derecha la víbora, con la pupila vertical y las escamas cefálicas pequeñas.

También saco del mismo libro una foto de hocicuda que hice en Cabezas de Hierro. Estaba en medio del camino de Cuerda Larga y Javier Barbadillo, que iba delante de mí, pasó sobre ella sin enterarse y sin que ella se asustara. Puede verse otro carácter distintivo: en una parte del cuerpo, cerca de la cabeza, la línea negra es en zig-zag, pero hacia medio cuerpo esa línea se convierte en una sucesión de círculos u óvalos, como un rosario. El zig-zag, además, es un carácter compartido por otras especies inofensivas.
Hay muchas víboras melánicas, luego si vemos una serpiente completamente negra es muy posible que se trate de una víbora.

Por último, la recomendación: Cuando veas una serpiente en el campo, no te acerques para apreciar esos detalles, déjala tranquila y observa desde prudente distancia. Todas tienden a huir, quizás las víboras sean las de respuesta más lenta, pero una vez superada una distancia mínima estamos expuestos al ataque.

21 comentarios:

  1. Muy instructivo y muy divertido a la vez. Me ha gustado mucho. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho ¡y es una suerte que te hayan "dejado" once minutos casi para el programa que tantos giros tiene Cómo me acuerdo de la Maliciosa, del Boalo, de Matalpino, ay... ¡y pesnsar que se puede vivir con culebras cerca y tan campante! Un abrazo fuerte, Jesús. Oye, das muy bien en televisión, muy ameno y se te entiende todo, estupendo el reportaje.

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos. El mérito es de Carolina, sin duda alguna, porque consigue que el trabajo transcurra de manera muy natural y casi ni te des cuenta de que estás siendo grabado.
    He tenido otras experiencias de grabación con televisiones cuando se ha inaugurado una exposicion en el Museo y algunos periodistas son bastante insoportables, al final consiguen cualquier cosa menos naturalidad.

    ResponderEliminar
  4. Te tocó revolver unos cuantos tarros, eh? Lo de buscarlas por el campo, creo que es bastante difícil sólo yendo a un lugar de hábitat propicio y encima con un mal día.

    De todas maneras, muy bien explicado todo. Gracias por compartirlo con los que no pudimos verlo en su día.

    ResponderEliminar
  5. Mañana te contesto Jesús, que quiero ver el vídeo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Como te comenté en su momento: una colaboración de lujo para Telemadrid.
    Me ha dejado pensativo lo de que pasé sobre la víbora (que no lo recuerdo, como es habitual) sin que ella se asustara...¿Tan delgado estaba que ni la aplasté?

    ResponderEliminar
  7. Delgados estábamos, Javier. Bueno tú sigues estándolo. Pero no la pisaste. Como puedes ver en la foto hay dos piedras laterales que son bastante más grandes de lo que se ven ahí, tú pasaste entre las dos piedras sin darte cuenta de que en el hueco central estaba la víbora.

    ResponderEliminar
  8. La verdad, es que han sido bastante generosos con el reportaje. En otras cadenas, no dan tanta importancia a las noticias de la naturaleza si no es como relleno.
    Es un gran trabajo Jesús. No sé cómo estará el mundillo de la herpetología y sus voluntarios, pero espero que se pueda censar con más frecuencia y evaluar así las poblaciones de tantos reptiles que quedan por actualizar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Como siempre he llegado tarde a verlo en directo, pero lo he disfrutado por aquí. Muy interesante e instructivo. Un placer escucharte y verte en tu salsa. ¡Cuánto sabes Jesús! ;-)

    ResponderEliminar
  10. Es de agradecer que el programa ese ha haya caído en el amarillismo y sensacionalismo a que son tan dados los medios cuando hablan de estos animales. Muy didáctico todo, el vídeo y la entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. En general los temas científicos no son muy bien tratados en las televisiones. Cuando no es porque no se centran en lo importante sino en lo "más de los más" sea veneno, peligro, tamaño, etc., es porque te colocan el programa sin avisar o no te lo ponen a la hora anunciada.
    Este programa es algo diferente, un poco más serio, aunque hay días dedicados a un público mucho más general.

    ResponderEliminar
  12. Buscando información sobre víboras en la Comunidad de Madrid he topado con tu blog. Me ha parecido interesantísimo. Muchísimas gracias por compartir tus conocimientos. Te seguiré.

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias Manolo,
    Espero verte a menudo por aquí y no defraudarte.

    ResponderEliminar
  14. Llego un poco tarde, pero quería decirte que me pareció genial tú intervención.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Gtacias colega, el programa se ha repetido, que yo sepa unas cuatro veces más en la cadena "La Otra" de TeleMadrid y cada vez ha habido alguien que me ha llamado o me lo ha advertido de alguna manera.
    Lo importante de todo es que los mensajes conservacionistas lleguen.

    ResponderEliminar
  16. Magnífico blog, por su variedad de informaciones, por lo didático de estas y por el enorme interés que suscitan.
    ¿Me podríais decir a qué altura fue la cita de Cabezas de Hierro? Pues pudiera tratarse de una de las citas a mayor altura de la especie.
    Un saludo,
    Honorio

    ResponderEliminar
  17. Hola Honorio,
    Gracias por tu comentario. En efecto, es una de las citas a mayor altitud, pero creo que hay más en la ladera de Peñalara y Los Claveles. El lugar exacto creo que era en el colladito que hay entre las dos cabezas, pero cuando vuelva a pasar por allí hasta te podría indicar las piedras concretas. Lo cotejaré con mi compañero de excursión, Javier Barbadillo.
    Esa cita debería estar incluida en el Atlas nacional, ya que yo mismo hice el de la Comunidad de Madrid y allí está puesta.
    Ahora tengo algo de prisa, pero en cuanto pueda me pasaré por tu blog, que promete ser interesante.
    Saludos serranos y bicheros.

    ResponderEliminar
  18. Hola de nuevo Jssús, muchas gracias por la información miraré en el google maps la altura del punto que dices, pero efectivamente puede ser de las citas más altas de España (en Sierra Nevada hay alguna todavía más alta) pero casi seguro que lo es de la Sierra de Guadarrama.
    Ok, espero tu vista por mi web, tus comentarios sin duda serán muy valiosos y ayudarán a mejorarla.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Hola, ya se que hace mucho de esta publicación, he tenido la oportunidad de ver los estragos de este veneno en perros picados por viboras (y la verdad son tremendos) y el despiste por parte de los veterinarios a la hora de tratarlos ya que al no existir un antidoto no se da con el tratamiento adecuado solo se tratan los sintomas como tu bien mencionas. Te agradecería enormemente si pudieras aportarme algo de información al respecto o algun referente bibliografico que te parezca merece la pena.A parte de ser vecina de Mataelpino y tener dos perros que adoran corretear por las montañas trabajo de auxilar en una clincia veterinaria, el año pasado vi como se moría un perro mordido despues de un tiempo y los estragos que el venemo hizo en el y ahora tenemos otro caso. Si solo lees este mensaje te estaré ya tremendamente agradecida. Un saludo Cris

    ResponderEliminar
  20. Hola Cris, déjame tu dirección de correo electrónico y te mando algún artículo, aunque desde el punto de vista veterinario hay muy poco.

    ResponderEliminar